“Lo prioritario es una información veraz y suficiente”. La asociación cultural almaHurdes resume en esta frase su posición respecto al proyecto de instalación de un parque de aerogeneradores en el término de Ovejuela. “Porque ese es un derecho de los ciudadanos y una obligación de los representantes públicos”. Así lo ha reiterado la asociación en su última reunión, ratificando lo ya acordado a finales del mes de julio.

La posible instalación de molinos eólicos en la comarca fue el asunto central de la reunión de la asociación celebrada el 20 de septiembre. Aparte de reconocer el derecho de cada uno de los asociados a intervenir personal individualmente en el debate sobre esta iniciativa, la asociación ratifica que esta cuestión guarda relación con algunos de los objetivos que impulsaron la asociación, como el reconocimiento de la comarca como lugar excepcional del encuentro del hombre con la naturaleza y a valores como la relación con el entorno natural, la participación y la cooperación,.

En este sentido, “los estatutos de la asociación avalan, por tanto, la posible intervención de AlmaHurdes en el debate, en la medida en que la iniciativa en cuestión puede afectar al desarrollo de la comarca y a sus valores medioambientales”, tal y como recoge el acta de la reunión. Por ello, “en la fase actual del proyecto, la asociación considera que su objetivo prioritario debe ser el de favorecer una información veraz y suficiente para que los vecinos de la comarca puedan tener una opinión documentada. Eso obliga a que las partes interesadas expongan sus posiciones de manera transparente. Y para ello, la asociación tratará de animar a que esa comunicación se produzca”.

En el debate sobre este asunto se pudo constatar que entre los miembros de la asociación existen posiciones muy firmes, legítimas y respetables, e incluso mayoritarias. No obstante, la decisión unánime recalca “la prioridad de requerir una información veraz; en especial, a los promotores de la iniciativa y a las administraciones implicadas”.

La asociación reconoce que “el debate que ya se ha abierto en diferentes sectores de la comarca es legítimo y razonable, pero que eso implica el respeto a las posiciones divergentes siempre que se expongan públicamente y de manera clara”. Y añade que “AlmaHurdes no pretende una actitud de neutralidad y menos aún de indiferencia o falta de compromiso en un asunto importante para la comarca”. De hecho, algunos de sus miembros han participado en el debate mantenido hasta ahora,. No obstante, “en este periodo inicial antepone la conveniencia de estimular el respeto a las divergencias y la búsqueda de fórmulas acordadas y no solo confrontadas”.

Para avanzar en este terreno, y a la espera de que los promotores de la iniciativa y las administraciones implicadas aporten información y sus propios argumentos, AlmaHurdes se plantea la organización de encuentros de sus socios, abiertos a otras personas que deseen participar en ellos, con profesionales conocedores de los diferentes aspectos relacionados con la instalación de los aerogeneradores a fin de evaluar la complejidad y las repercusiones de la decisión final.

“La asociación ratifica, en definitiva, lo acordado en reuniones anteriores: la prioridad de una información veraz y plural en torno a este proyecto, porque ese es un derecho de los ciudadanos y una obligación de los representantes públicos”.