La BRIF de Las Hurdes ayuda a abrir los colegios en Madrid

Los 43 miembros de la BRIF desplazados desde Las Hurdes a la capital de España van a hacer posible que miles de niños madrileños vuelvan el miércoles al colegio. Desde el viernes 15 de enero, la brigada de Pinofranqueado trabaja en la retirada de la nieve y el hielo acumulados en los accesos y los patios de los centros escolares. También han tenido que retirar algunos árboles dañados o caídos como consecuencia del temporal. La situación generada por la borrasca Filomena ha impedido el desarrollo de la actividad en las escuelas desde el pasado día 8.

Los trabajadores de la BRIF de Pinofranqueado han comentado a almaHurdes su satisfacción por el trabajo que están llevando a cabo, en beneficio de los niños madrileños. Reconocen que la tarea está siendo dura tanto por el esfuerzo que requiere como por la rapidez que reclama la vuelta a la actividad escolar. En esta ocasión, servicios ubicados en la España rural han tenido que acudir para normalizar la vida en la mayor ciudad del país.

Hasta el momento de redactar esta nota, cada una de las seis cuadrillas hurdanas ha liberado de la nieve y el hielo a alrededor de seis centros escolares. Lo hacen en jornadas continuada de mañana y tarde, con un espacio para la comida. La asignación de los centros corre a cargo de los responsables municipales en función de las urgencias o la proximidad. Los bomberos hurdanos se alojan en diferentes hoteles de Madrid.

Junto a la de Pinofranqueado, otras cuatro brigadas, procedentes de Laza (Orense), Puerto del Pico (Ávila), Daroca (Zaragoza) y Tineo (Asturias) -en total, 213 personas– trabajan para permitir la reapertura de 258 centros escolares en Madrid. Las brigadas procedentes de Daroca, Tineo y Pinofranqueado cuentan con seis cuadrillas cada una; la de Laza, con cuatro, y la Puerto del Pico, con 3.

Los bomberos, habituados a enfrentarse al fuego, han tenido que hacerlo en esta ocasión a la nieve. Miembros de la brigada hurdana han señalado que es la primera vez que se enfrentan a esta situación. No es, por el contrario, la primera vez que acuden a prestar sus servicios fuera de Extremadura. De hecho, en otros muchos lugares, en una ocasión tuvieron que desplazarse a Canarias para sofocar los graves incendios provocados en el archipiélago.

Pese a las diferentes circunstancias, los medios de trabajo son similares: palas, rastrillos y, sobre todo, gorguis, una herramienta multifuncional y muy versátil, que se adapta a terrenos muy diferentes, tanto orgánicos como rocosos, y como se ha demostrado en esta ocasión a la nieve y el hielo. El cabezal está hecho de aluminio y titanio.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, del que dependen las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales, dispuso la intervención de las mismas en Madrid, atendiendo la demanda de ayuda por parte del Ayuntamiento de la ciudad. Salvo imprevistos, la misión de las BRIF se prolongará hasta el martes día 19.

>