La vuelta a casa resultó especial

La presentación en Casares de Las Hurdes: Tierra de Mujeres recuperó la emoción del mejor de los estrenos. Tras un año de ruta por diferentes lugares, y también de retiro por culpa de la pandemia, la exposición ha vuelto a la comarca a la que pertenece y en la que permanecerá durante los próximos meses. El reencuentro tuvo sentimiento y el acto, pese a las restricciones obligadas por la anormalidad de este tiempo, contó una amplia participación de vecinos.

El Ayuntamiento de Casares propuso hace algunas semanas que la exposición estuviera al alcance de los pueblos más altos de la comarca y ofreció el Centro de Interpretación de la Artesanía de La Huetre. Luego, para darle mayor relevancia, planteó que la inauguración se realizara en la cabecera del municipio. Y así se hizo. El propio alcalde, José María Martín, abrió el acto para resaltar el interés de una muestra que, sobre todo, rinde homenaje a la mujer hurdana.

A continuación dio paso a los representantes de la asociación cultural AlmaHurdes para desarrollar la parte central del acto. El presidente de la asociación explicó, sobre imágenes aéreas de la comarca, los orígenes y objetivos del proyecto. Tras destacar los valores de la Las Hurdes, planteó la necesidad de conservar la memoria de quienes han hecho posible la pervivencia de la propia comarca; en especial, la de sus mujeres.

En ese contexto se escucharon los primeros testimonios de las protagonistas del proyecto. Sandra Luis, nieta de Marina, leyó algunos fragmentos del relato de su abuela que se recoge en Las Hurdes: Tierra de Mujeres. Luego, en conversación con el conductor del acto, explicó cómo se seleccionó a las protagonistas y cómo los recuerdos se convirtieron en un texto que ha generado admiración y cariño.

Charo Martín, emocionada, dio lectura a algunos párrafos de la narración en que Florentina, su madre, presente en el acto, ha contado su propia vida. Al terminar, Alicia Jover, charló con la propia Flora sobre algunos detalles de su experiencia y de la entrevista que se transformó en la narración definitiva. “Yo no quería”, repetía, pese a reconocer las satisfacciones que había recibido.

El público cerró espontáneamente la conversación con un aplauso emocionante que, en definitiva, reconocía la admiración que merecen las mujeres hurdanas.

El acto prosiguió con la proyección de un documental en el que las imágenes de cada una de las protagonistas del libro y la exposición se acompañan con fragmentos de sus testimonios, reproducidos en las voces de reconocidas profesionales de la comunicación como Rosa María Mateo, Olga Viza, Ángeles Caso, Àngels Barceló, Alejandra Herranz, Ángeles Caso y Cristina Saavedra.

Aún quedó tiempo para glosar la respuesta de los niños de la comarca ante la exposición. Por primera vez en Las Hurdes, la exposición incluye los trabajos que hicieron los escolares después de haber visitado la muestra durante el tiempo que se exhibió en el Centro de Documentación de Las Hurdes, en Pinofranqueado. Otro aplauso cerró un acto extraordinario.

Las Mujeres volvían a casa (por Navidad) y ahí encontraron el calor que merecen. El primer día de apertura de la exposición, el domingo 29 de noviembre, fueron numerosas las personas que acudieron a visitar la muestra.

La exposición se puede visitar en la Casa de Cultura de La Huetre: los sábados, de 10 a 14 horas y de 16 a 18, y los domingos de 10 a 14.