Sauceda arrancó el D’Alboroqui, nueva fiesta hurdana

Sauceda inauguró una nueva fiesta hurdana, la de sus alquerías. Una fiesta que proclama la importancia de los 44 pequeños núcleos habitados alrededor de los seis municipios de la comarca. Las alquerías hurdanas proclaman la singularidad de Las Hurdes. Para reivindicar esa peculiaridad, nada mejor que una fiesta disfrutada y compartida por todos los vecinos. Esto quería ser y eso fue el primer D’Alboroqui, que tendrá ediciones anuales sucesivas, cada año en una alquería diferente, gracias a la iniciativa de buen número de asociaciones radicadas en la comarca.

Eso fue este D’Alboroqui inaugural: una fiezta completa que se disfrutó al completo. Para recordarla, nada mejor que algunas imágenes.

El primer D’Alboroqui fue esto y mucho más. Por ejemplo, los puestos de artesanía, los cuentacuentos, los títeres, el taller de enramás, otro dedicado a los sentidos, la música de otros grupos y el teatrillo con el macho lanú de protagonista.

En definitiva, una celebración entre el paisaje y el paisanaje. Porque ambos elementos explican la alegría. Eso quiso ser D’Alboroqui.