Un buen recuerdo

“Las Hurdes: Tierra de Mujeres” se despidió de Plasencia con nostalgia. Por la excelente acogida del Centro Cultural Las Claras y porque los visitantes, pese a las reticencias que impone la situación derivada del coronavirus, disfrutaron de ella y así lo hicieron constar.

Las personas que estuvieron a cargo de la exposición en el centro e incluso las que orientaron a los visitantes desde la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Plasencia han dado cuenta de la extraordinaria acogida de cuantos se acercaron al claustro y a la sala hebraica de Las Claras.

“Ha habido personas que han venido más de una vez”, cuentan. “Incluso una de ellas permaneció en su segunda visita una hora y media recorriendo cada una de las fotografías, leyendo los textos y mirando y escuchando las proyecciones audiovisuales”. “Todos se han ido encantados y lo decían públicamente, con emoción”.

Algunos lo dejaron escrito en el Libro de Firmas. Aquí quedan algunos de los últimos comentarios:

 

>