“Tierra de mujeres”, a la tercera, en Cáceres

El mismo día de la inauguración en Pinofranqueado de la exposición “Las Hurdes, tierra de mujeres” (a finales de junio de 2019), Rosario Cordero, entonces presidenta de la Diputación de Cáceres, expresó su deseo de que la muestra se presentara en la capital de la provincia, en la sala de la corporación de Pintores 10. Han tenido que pasar casi dos años para que su deseo se haya podido cumplir. Aunque sin ella.

En 2019 la programación de la sala ya estaba comprometida y en 2020 la pandemia obligó a suspender hasta en dos ocasiones la presentación en Cáceres. A la tercera, desde el 7 de mayo hasta el 10 de junio, la exposición va a permanecer abierta, de lunes a viernes, desde las 9 de la mañana hasta las 8 de la tarde.

Por todo ello, la presentación de “Las Hurdes, tierra de mujeres” en Cáceres tuvo un tono especial y emotivo. El diputado de Cultura, Fernando Grande Cano. lo dejó patente en su intervención: “Charo Cordero quiso que esta muestra tuviera su lugar aquí. La pandemia no lo ha permitido hasta ahora, pero tenemos que recordar su empeño, su compromiso con todo lo que suponía reivindicar la figura de la mujer y, de forma muy especial, el papel de la mujer en el medio rural”. Lo ratificó el presidente de AlmaHurdes: “El compromiso de la presidenta con la reivindicación de la mujer en el ámbito rural y su estímulo personal hicieron posible que nuestra iniciativa saliera adelante”.

La muestra, que ya se ha presentado en distintos lugares de Las Hurdes, así como en Hervás, Mérida, Salamanca o Plasencia, recoge los retratos de 27 mujeres de la comarca hurdana, con edades comprendidas en su mayoría entre los 80 y los cien años, acompañadas de otra fotografía y algunos datos biográficos, que acercan al visitante a la trayectoria personal de cada una de las protagonistas, resumiendo el relato de su propia vida recogido en el libro “Las Hurdes, tierra de Mujeres”, del que ya se ha realizado la tercera edición y que se encuentra disponible en buen número de librerías.

Las fotografías son obra de José Benito Ruiz, reconocido internacionalmente por una obra centrada en la naturaleza y la etnografía. Sus retratos ponen de manifiesto, como señaló el diputado de Cultura, “el valor de una generación de mujeres de Las Hurdes que supieron sobrevivir, luchar y avanzar en una comarca con circunstancias especialmente difíciles, como las que se vivieron en otras zonas rurales del país”.

Fernando Grande concluyó su intervención invitando a “seguir los pasos de una mujer que nos enseñó mucho en la reivindicación y el orgullo de nuestras madres, nuestras abuelas, nuestras hermanas, en definitiva, las mujeres de nuestros pueblos; en conseguir la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, y prueba de ello es el III Plan de Igualdad que acabamos de aprobar en el Pleno de la Diputación, y que ella se ocupó de retomar y reactivar”.

La asociación AlmaHurdes explicó su propósito describiendo la fotografía con la que se presenta la exposición: una niña y su abuela; la mayor, con la memoria perdida, mira hacia dentro mientras la pequeña le acaricia el rostro para expresar su reconocimiento y su cariño. “La caricia de esa niña transmite lo que realmente queríamos ofrecer a todas las personas que forman parte de la exposición y a las que ellas representan: nuestro afecto y nuestro reconocimiento por su valor: sin ellas, hoy, seguramente, Las Hurdes no existirían”.

 

>