A partir de ahora la muestra fotográfica Las Hurdes: Tierra de Mujeres” incluirá, siempre que el espacio expositivo lo permita, un amplio apartado, bajo la denominación de Tierra de Mujeres, a vista de niños, dedicado a la percepción que los escolares de la comarca expresaron a través de dibujos y comentarios en torno a las protagonistas de la exposición. Este apartado se estrenará en el próximo acto ya programado, el que se celebrará en el claustro de Las Claras de Plasencia a partir del 7 de octubre y hasta el día 28.

La presentación inicial del proyecto, realizada el pasado año en Pinofranqueado, se cerró con diez días en que los escolares de toda la comarca se trasladaron, acompañados por sus profesores y miembros de la asociación cultural AlmaHurdes, al Centro de Documentación de Pinofranqueado. Allí pudieron recorrer la exposición y conocer algunos detalles acerca de las protagonistas de la muestra y, en definitiva, de la vida de una generación admirable que vivió un tiempo irrepetible.

Los chavales resumieron sus reacciones mediante comentarios escritos en papel adhesivo, que colocaron al lado de las fotografías de las mujeres que habían reclamado su atención; de dibujos y retratos de ellas realizados con rotulador, de pequeños relatos que los más mayores redactaron posteriormente en sus respectivas aulas, y de reflexiones acerca de “Mi abuela es experta en…” y “mi abuelo es experto en…”.

Estos trabajos de los escolares explican el objetivo de Las Hurdes: Tierra de Mujeres: la memoria de ellas no solo merece un profundo reconocimiento por las dificultades de un momento histórico sino que debe constituir un soporte fundamental para cualquier planteamiento de futuro.

Tierra de Mujeres, a vista de niños no puede entenderse, por tanto, como un complemento, sino como un aspecto central del proyecto. Importa lo que las protagonistas muestran desde su experiencia más personal sino cómo los más pequeños las miran; a ellas a todo lo que ellas han vivido.