Las Hurdes Imaginarias cubrieron el aforo del Ateneo

La conferencia de David Matías sobre Las Hurdes Imaginarias superó las mejores expectativas. El aforo disponible (como consecuencia de las restricciones impuestas por la pandemia) del Ateneo de Cáceres resultó insuficiente para acoger a todas las personas interesadas y el coloquio que cerró la charla animó a prolongar el acto durante más de hora y media. Este evento significaba, además, el regreso a la actividad ordinaria de la institución cacereña, como destacó su vicepresidente Santiago Lindo, en su presentación.

La intervención de David Matías prologaba la Semana Cultural sobre Las Hurdes promovida por la asociación cultural AlmaHurdes, en la que se incluyen proyecciones de documentales, charlas y otras actividades, así como la exposición “Las Hurdes Tierra de Mujeres”, inaugurada horas antes del acto del Ateneo en la Sala de Exposiciones de la Diputación en Pintores 10.

David Matías ofreció en su conferencia un recorrido por Las Hurdes desde un punto de vista histórico y, sobre todo, a través de lo que se ha contado de ellas en forma de relatos más o menos ficcionados, de estudios antropológicos, médicos o de cualquier otra índole, y especialmente por medio de la literatura, la fotografía, la pintura o el cine. Todo ello ha convertido a Las Hurdes en la comarca española más visitada o aludida desde el punto de vista cultural, por el elevado número de personas que la han visitado y recorrido o que, sin visitarlas ni recorrerlas, la han utilizado para trazar una geografía, más que física y humana, de carácter literario y cultural.

Como prólogo de su intervención, David Matías relató sus estrechos vínculos familiares con Las Hurdes, un hecho significativo para decidir el objeto de su tesis doctoral –merecedora del Premio Arturo Barea 2018– bajo la dirección precisamente de un bisnieto de Miguel de Unamuno, referente ineludible en el relato de la comarca. A partir de ahí, a través de las sugerencias del moderador, David Matías fue abordando aspectos muy variados de la proyección de Las Hurdes a través de su representación: desde los primeros vestigios y los primeros pobladores de la comarca, de los vínculos con el ducado de Alba y, en consecuencia, con La Alberca y Granadilla, hasta la creación del entramado cultural que ha generado el mito de Las Hurdes.

Pese a haber encontrado alusiones anteriores sobre Las Hurdes, David Matías fijó el inicio de la leyenda de Las Hurdes en Las Batuecas del Duque de Alba, de Lope de Vega. A partir de ahí la mirada de sus recreadores evoluciona bajo diferentes símbolos: su identificación con el Nuevo Mundo y el paraíso –una cierta apología de la vida campestre–, la construcción de arquetipos como el del bárbaro batueco y el bárbaro hurdano, la evolución hacia imágenes que la asimilan con el desierto y el destierro y otras múltiples referencias.

David Matías pasó revista a algunos los principales valedores de la comarca y a quienes más la denigraron o comprometieron. Alfonso XIII, la Iglesia, Marañón, Unamuno, Armando Pou, Buñuel, Ferres y Salinas, Vostell, Ruth Matilda Anderson, Inge Morath y otros muchos personajes vinculados con la comarca fueron citados durante la seria y amena reflexión del conferenciante.

La charla concluyó con cuestiones concretas planteadas por el auditorio y con una propuesta que, tal vez, pueda servir para animar el coloquio de algún otro acto de la Semana Cultural: las posibilidades de desarrollo que puede ofrecer a la comarca la riqueza cultural de Las Hurdes.

>